Una de las partes de la estructura que conforman una aeronave es el sistema de tren de aterrizaje.

Las funciones principales del tren de aterrizaje son la de soportar el peso de la aeronave cuando se encuentra estacionada y durante las operaciones en tierra, amortiguar el impacto contra la superficie absorbiendo la energía cinética en el aterrizaje y dirigir y frenar la aeronave cuando se encuentra en tierra.

Durante la operación de aterrizaje los neumáticos del tren principal cuando tocan tierra patinan hasta que su velocidad de rotación se iguala a la velocidad de la aeronave.

Pasan en menos de 3 segundos de 0 a 200 kilómetros por hora y de temperatura gélida a temperatura de hasta 100 grados.

Debido a ello podemos decir que el calor es la causa principal del desgaste de los neumáticos. Además, cabe destacar que los neumáticos de la aeronave no tienen cámara de aire, si no que se llenan con nitrógeno seco, un gas inerte muy poco reactivo que ni arde ni se congela.

¿Cómo funciona el tren de aterrizaje de un avión?

Los elementos del sistema son el tren principal y el tren secundario.

El tren principal se encuentra situado lo más cerca posible del centro de gravedad.

Está compuesto por dos o cuatro soportes, cada uno formado por un conjunto de ruedas.

El tren secundario está compuesto por la rueda de morro o la rueda de cola y sirve para dirigir la aeronave en tierra gracias a unos pedales que el piloto controla desde cabina, y además, también sirve como apoyo estable a la aeronave.

El sistema de amortiguación absorbe el impacto cuando el avión toca tierra aportando seguridad y comodidad durante esta operación.

El sistema de frenos está instalado en el tren principal y cada rueda posee un sistema de frenado independiente por seguridad. Su objetivo es reducir la velocidad de la aeronave en tierra hasta llegar a detener la aeronave.

En cuanto a su clasificación encontramos dos tipos: los fijos y los retráctiles. 

Los fijos no pueden recogerse lo que son un obstáculo durante el vuelo y los retráctiles gracias al sistema de extracción y retención pueden recogerse en las alas o en el fuselaje  dependiendo del diseño, lo que implica que necesiten un mayor mantenimiento.

En cuanto a su diseño encontramos dos disposiciones: el diseño convencional y el diseño triciclo.

El diseño convencional está formado por el tren principal y la rueda de cola. Éste fue el primer sistema en emplearse y después el diseño triciclo está formado por el tren principal y la rueda de morro que empezó a utilizarse en la Segunda Guerra Mundial y hoy en día es el diseño que solemos encontrar en los aviones comerciales.

El diseño del sistema siempre forma un triángulo isósceles para dotar a la aeronave de la mayor estabilidad posible.

Por otro lado también existen trenes formados por flotadores para aterrizar o despegar desde el agua o por esquí para despegar o aterrizar desde la nieve.

Funcionamiento del tren de aterrizaje Mitsubishi MU 300

En este post hablaremos sobre el sistema de tren de aterrizaje del Mitsubishi. El avión Mitsubishi fue diseñado por Mitsubishi en 1977 y un año más tarde realizó su primer vuelo el 29 de agosto de 1978. El diseño de esta aeronave es de ala baja a oscilación y tiene un fuselaje presurizado.

Está propulsado por dos motores turbofán JT15D-4B montados en la parte trasera del fuselaje a ambos lados.

Su velocidad de crucero con capacidad máxima, es decir, con 8 pasajeros es de 741 km/ hora y su alcance a 41.000 pies, unos 12500 metros que es su altura máxima, es de 2735 kilómetros.

Su peso máximo al despegue es de 7361 kilogramos aunque éste se redujo en algunas de sus versiones y su peso máximo al vacío es de 4127 kilogramos.

Esta aeronave tiene una envergadura de 13,26 metros, una altura de 4,19 metros, una longitud de 14,75 metros y el área de su ala es de 22,43 metros al cuadrado.

¿Cómo es el sistema de tren de aterrizaje de un avión Mitsubishi? 

Su sistema de tren de aterrizaje es retráctil, es decir, puede extenderse o recogerse para favorecer a la aerodinámica durante su vuelo, es decir, reduciendo su resistencia aerodinámica.

Su sistema es de tipo triciclo, está compuesto por el tren principal situado bajo las alas y lo más cerca del centro de gravedad.

Posee dos ruedas con amortiguación hidráulica para ayudar a la aeronave a absorber el impacto durante la operación de aterrizaje y también está compuesto por una rueda de morro direccional para dirigir a la aeronave durante la rodadura en tierra.

Su sistema de tren de aterrizaje forma un triángulo isóscele con las dos ruedas del tren principal y la rueda de morro delantero.

Espero que os haya gustado y nos vemos pronto en el siguiente post.  

Si te ha gustado, comparte el artículo

Centro de Instrucción Técnica de Helicópteros, s.l.

Avd Orovilla, 10
28041 – Madrid
Tlf. (+34) 91 508 63 26
www.cithe.es

Más de 1500 alumnos han recibido formación en CITHE

Empieza a formar parte de
esta apasionante profesión.

CONTACTA CON NOSOTROS
CONTACTANOS EN WHATSAPP

Enlaces de interés:

fp aeronáutica