El fuselaje es uno de los elementos estructurales principales de una aeronave. En su interior se sitúan la cabina de mandos, la cabina de pasajeros y las bodegas de carga, además de los sistemas y equipos que sirven para dirigir la aeronave. Sirve como estructura central a la que se acoplan el resto de partes del avión como el tren de aterrizaje, las alas o el sistema motopropulsor. 

El fuselaje debe disponer de un número determinado de salidas que cumpla con las normas internacionales para evacuación en caso de emergencia. Además, deberá de incorporar rampas o toboganes hinchables para su evacuación en caso de emergencia.

Por otro lado, debe disponer de un cierto número de registros y accesos para la correcta inspección y revisión de la aeronave. Además, debe tener servicios de abastecimientos en tierra.

Existen muchos tipos de fuselajes, su forma obedece una solución de compromiso entre una geometría suave con poca resistencia aerodinámica y ciertas necesidades de volúmen o capacidad para poder cumplir con su objetivo. 

Sus características también dependen de los distintos tipos de materiales con los que se haya construido este fuselaje. Por ejemplo, en aviones comerciales se busca un promedio entre volúmen para cargas y pasajeros y aerodinámica, mientras que, un caza militar buscará realizar maniobras a alta velocidad sin sufrir deterioros estructurales en su fuselaje.

Después de saber qué es el fuselaje, veamos qué dos tipos hay: fuselaje semimonocasco y el fuselaje reticular o tubular.

¿Qué es el Fuselaje Semimonocasco?

Este tipo de fuselajes que se puede ver casi prácticamente en todo el avión, se empezó a utilizar debido a que la estructura monocasco era de gran espesor y comenzó a utilizarse debido a la necesidad de estructuras más delgadas y para ello se emplearon revestimientos delgados.

Para conseguir que las estructuras fueran delgadas y soportasen los efectos de bandeo se empezaron a utilizar más componentes en su interior.

Los componentes que se emplearon fueron: 

  • Las cuadernas: que dan la forma a la estructura de la aeronave y la refuerzan, además, las cuadernas sirven de apoyo al revestimiento y a los larguerillos a los que son perpendiculares y previenen el bandeo.

Además, también se utilizaron una serie de elementos como largueros, mamparos de presión, mamparos de división y los marcos.

Recordad que gracias a apoyos extras y elementos internos el fuselaje puede resistir a las cargas de bandeo.

¿Qué es el Fuselaje Reticular o Tubular?

A lo largo de la historia los fuselajes de las aeronaves se han construido dependiendo de su función y de los medios que se disponía en ese momento para su construcción.

El primer fuselaje que fue utilizado fue el fuselaje reticular o tubular. Este tipo de fuselaje se fabrica con tubos de madera o de acero soldados que forman la estructura principal de la aeronave en forma de uso.

Los elementos más importantes de la estructura del fuselaje son las cuadernas ya que aportan la mayor rigidez. Estas cuadernas se unen mediante los largueros que son largos tubos horizontales.

Las diagonales son las que aportan rigidez al conjunto formado por la unión entre las cuadernas y los largueros. Esta estructura formada se recubre con una lona con planchas metálicas o de madera cuyo recubrimiento no añade resistencia estructural y hace que el fuselaje adquiera una forma aerodinámica y uniforme.

Existen distintos tipos de fuselajes reticular o tubular, los cuales son el fuselaje Warren, el fuselaje Pratt y el fuselaje Geodésico. Un ejemplo de fuselaje Pratt es Blériot XI, del fuselaje Warren sería la Piper PA-18 y del fuselaje Geodésico la Wicker Wellington

Al inicio de la aviación este tipo de fuselaje era una forma segura, barata y sencilla para la fabricación del fuselaje, pero los nuevos motores que hacían que el avión pudiese ir más rápido y alto y debido a la demanda de aeronaves para la guerra resistentes a grandes impactos, hizo que este tipo de construcción se quedase obsoleta, aunque hoy en día algunas aeronaves construidas con este tipo de fuselaje siguen en activo tanto ligera como pesada.

En conclusión, debido a las necesidades de la época y a la necesidad de construir aeronaves más rígidas se fueron concibiendo nuevas formas de tratar las estructuras de una aeronave.

Si te ha gustado, comparte el artículo

Centro de Instrucción Técnica de Helicópteros, s.l.

Avd Orovilla, 10
28041 – Madrid
Tlf. (+34) 91 508 63 26
www.cithe.es

Más de 1500 alumnos han recibido formación en CITHE

Empieza a formar parte de
esta apasionante profesión.

CONTACTANOS POR CORREO
CONTACTANOS EN WHATSAPP

Enlaces de interés: